Ya sea que tengas las ganas de crear un negocio de fotografía, o que ya lo tengas, esta entrada está hecha para ti, porque te diré los puntos básicos legales que necesitas para cuidar las fotografías que haces, y para cuidar las relaciones que creas con tus clientes, porque nunca está de más un contrato que soporte lo que tú y ellos han pactado de forma verbal.

En el verano estuve junto con el equipo de The Bundle Co. trabajando en su nuevo formato de formaciones, ya sabes que ellos son expertos en reunirnos en un solo espacio, todo el contenido que necesitamos para un tema en específico. Esta vez vienen con un conjunto de clases sobre fotografía, y en mi caso, sobre lo que tiene que ver con los derechos relacionados con las fotografías, cómo las puedes proteger, y los contratos previos que debes realizar.

Son 40 masterclasses que te están esperando Estela, 40 personas que se han reunido para hablarte exclusivamente de fotografía, con contenidos creados solamente para The Bundle Co., primera vez que hacen algo así, no se trata de traerte descuentos de cursos que ya existen, o e-books, nada de eso, son entrevistas dirigidas para que puedas tener todos los detalles sobre los principales temas de la fotografía.

El feed perfecto para Instagram, fotografías hechas con el móvil, mejor iluminación, cómo promover tu trabajo, crear y vender presets, retocar fotos, usar Lightroom, con dron, en fin… que para qué hacerte perder tiempo aquí, cuando puedes ir a su página a ver lo hermosa que ha quedado, y saber más sobre el asunto.

 

Por mi parte, como te decía más arriba, te contaré lo que debes saber, en cuanto a leyes se refiere, para que puedas proteger tus fotografías y tu trabajo cuando haces fotografías para otros. Para muestra de lo que hemos hablado, te dejo por aquí un descargable, para que lo uses como base en tu negocio fotográfico.

Lo importante, y esto por favor grábatelo como si fuera un tatuaje en tu cerebro, graba unas 100 veces esta frase y ponla mientras duermes, para que quede grabado en tu subconsciente: solamente tú eres quien manda en tu negocio, si las fotos se entregan en digital o en físico, si las pueden compartir o no, si se puede usar para las redes o no, todo lo decides tú, y por eso es importante dejar todo esto previamente explicado dentro de tus políticas de contratación, y al momento de iniciar un nuevo trabajo mediante un contrato, porque no hay nada mejor que dejarlo todo por escrito.

Otro factor importante que debes saber es que tus fotografías no necesitan una marca de agua, de eso ya te había hablado hace mucho tiempo (lo puedes leer aquí), para resumirte todo, desde el momento que editas la foto, o que haces todo el escenario y el encuadre y la tomas, desde ese momento tienes los derechos de autor sobre ella, sin embargo no te olvides que tus clientes también tienen derecho sobre la imagen de ellos, y esto es algo constitucional (tranqui, no me voy a poner con cosas del RGPD).

Esto es solamente una pequeña parte de todo lo que he hablado en mi masterclass, te recomiendo muchísimo que vayas a comprar estas conferencias, porque la verdad valen totalmente la pena.

Si tienes alguna pregunta, recuerda que tienes el espacio de aquí abajo para que dejes todos los comentarios que quieras, una vez a la semana paso a revisarlos todos y a responder, así sea una entrada vieja o nueva, así que aprovecha ese espacio para resolver tus dudas.

¡Nos leemos la próxima semana!